jueves, 19 de julio de 2012

Algo de geometría sagrada




Los Sólidos platónicos


Las propiedades de estos poliedros son conocidas desde la antigüedad clásica, hay referencias a unas bolas neolíticas de piedra labrada encontradas en Escocia 1000 años antes de que Platón hiciera una descripción detallada de los mismos en “Los elementos de Euclides”. Se les llegó a atribuir incluso propiedades mágicas o mitológicas; Timeo de Locri, en el diálogo de Platón dice:
 «El fuego está formado por tetraedros; el aire, de octaedros; el agua, de icosaedros; la tierra de cubos; y como aún es posible una quinta forma, Dios ha utilizado ésta, el dodecaedro pentagonal, para que sirva de límite al mundo.

La utilización de los sólidos platónicos no es algo nuevo, ya que   son conocidos desde la prehistoria, como se ve más arriba.

Fueron descritas por primera vez por Platón en sus diálogos. En concreto en el de Timeo que los asocia con la composición de los elementos naturales básicos.
 

Cada una de las cinco formas de los sólidos platónicos encaja perfectamente dentro de una esfera además ofrecen una misma vista desde todos sus ángulos, todas sus caras tienen la misma forma.

Los nombres de los cinco sólidos platónicos derivan del numero de caras que tienen cada cuerpo se concibió como uno de los elementos o estado de la materia. Con un quinto elemento el cosmos que los mantiene unidos a todos.
Tetraedro:
4 caras, su símbolo es el Amor y la conexión con el Ser superior. Su elemento es el fuego.


Hexaedro:
6 caras, es el símbolo de la conexión con la vida y la naturaleza; ratifica nuestros propósitos en el plano físico. Su elemento es la tierra.

Octaedro:
8 caras, es el símbolo de la integración, de la perfección de la materia por el Espíritu. Es el símbolo de la sabiduría. Su elemento es el aire.
 

Dodecaedro:
12 caras, es el símbolo del planeta Tierra, la ascensión, del poder femenino. Se lo asocia a la conciencia planetaria. Es el quinto elemento, el Éter.


Icosaedro:
20 caras, es el símbolo de la transformación, de la forma del universo. Es expansión. Se lo asocia a la conciencia cósmica. Su elemento es el agua.

La geometría sagrada de la que forman parte los sólidos platónicos se remonta su conocimiento 6000 años atrás. Como por ejemplo:

La Flor de la Vida, geometría sagrada por antonomasia se ha encontrado en los mas diversos y antiguos templos, desde Abydios, en Egipto, en la parte, más antigua del templo (Drumvalo Melquisedec dice que probablemente ese templo sea el más antiguo del planeta). También se ha encontrado la flor de la vida en Islandia, Turquía, Inglaterra, Israel, Egipto, China, Tíbet, Grecia, Japón, España, Suecia, y Yucatán (México); en todos estos lugares con el mismo nombre.


Archivo del blog

Buscar este blog