Bendecir.



Cuando sabemos que todo proviene del Amor, sólo hay dos cosas que podemos hacer; sonreír y bendecir...

Sonreír a todo lo positivo que nos llega, a todo lo creativo y liberador, a todo aquello que nos gusta estar experimentando.

...y bendecir todo lo demás, lo que no aceptamos, lo que resistimos, lo que aún no alcanzamos a comprender.

Y no debemos olvidarnos nunca, mientras bendecimos lo que nos desagrada... de seguir sonriendo!

AMEN, SONRÍAN, BENDIGAN ESTA POSIBILIDAD DE ESTAR CONSCIENTES!
SEAN REALMENTE FELICES, porque ustedes mismos son la FELICIDAD que se merecen!

Los AMO!
 
de Willy.